Como diría Troy McClure » quizá me reconozcan de papeles como Hugo de Viana en La señora, Jero de UPA Dance o Carmelo Leal de El secreto de puente viejo»
Dada su vocación tanto para la interpretación como para la música, decidió cursar estudios relacionados, como interpretación y otros cursos y talleres complementarios. Ha recibido clases de profesionales tan prestigiosos como Mariano Barroso y José Carlos Plaza.
Su debut tuvo lugar en el teatro, en el año 1995, donde le hemos visto representar un gran número de montajes, como “Frankenstein”, “La bella y la bestia”, “El otro lado de la cama”, “Romero y Julieta” o “Las casas con dos puertas”, entre otras obras.
En cuanto a la gran pantalla, su primera película fue en el año 2001, trabajando a las órdenes de Jorge Iglesias en el largometraje “Gente Pez”, y en el año 2006 intervino en “Cándida” de Guillermo Fesser. En el 2009 Julio Menden le dió un papel en su película “Caótica Ana”, y en el 2010 intervino en “Desechos”, de David Marqués.
En la televisión ha trabajado en programas como “Desesperado Club Social”, “PuntoDoc” o “Malas compañías”, así como en papeles secundarios de algunas series como “Hospital Central” o “El comisario”.
En el año 2000 fue Javier en la serie “Antivicio”, incorporándose ese mismo año también a la serie “Compañeros”, en la que primero interpretó el papel de Carolo y luego el de PC, consiguiendo una gran popularidad.
En el año 2002, y hasta el 2005, encarnó el papel de Jero en la serie “Un paso adelante”, y en el 2006 el de Edu en “SMS”, personaje que interpretó hasta el 2007.
En el año 2008 se sumó al equipo de actores de la exitosa serie “La señora”, interpretando a Hugo de Viana hasta el 2010, y, posteriormente, representó el mismo papel en la producción “República”.
Actualmente sigue interpretando a Carmelo Leal en El secreto de puente viejo.
En cuanto a su faceta musical, ha publicado el álbum “Que quieres que te diga”, del cual ha vendido más de 20.000 copias.
En Liad@s interpretará a Marcos, personaje que tiene un punto de vista surrealista de las cosas. Es un poco payaso hasta llegar a ser cansino.